Descubre toda la información que ofrecemos para un mayor conocimiento sobre las propiedades y inmuebles en España

Cómo evitar okupas

¿Cómo evitar okupas en tu vivienda?: Prevenir la ocupación ilegal

¿Te interesa saber cómo evitar okupas en tu vivienda?

Una de las mayores preocupaciones de los propietarios de segundas viviendas es la ocupación ilegal. Más aún en estos tiempos en los que la misma se ha visto incrementada.

En concreto, desde 2016 hasta 2020 sufrió un aumento de más del 50 %.

Con los datos en la mesa resulta obvio que no se trata de una inquietud infundada. Por ello, en el presente blog trataremos de aportar algunas medidas preventivas.

3 Claves fundamentales para Reducir las posibilidades de Ocupación de tu Segunda Vivienda

Es lógico pensar que una vivienda vacía sea más susceptible de sufrir una ocupación ilegal que una vivienda que ya está ocupada.

En este sentido, la solución óptima parece ser igual de lógica, ocuparla, o al menos hacer que lo parezca. ¿Pero cómo?

Si ya sabes por dónde van los tiros y estás buscando una empresa que pueda sacar la máxima rentabilidad a tu alojamiento, rellena nuestro formulario aquí:

Logo de Hosticasa

Ocupa tu segunda vivienda

La solución ideal sería explotar el alojamiento, ya sea en régimen de vivienda vacacional, alquiler por temporadas o largo plazo.

De esta manera, a la vez que se desincentiva la entrada de okupas, se generan beneficios económicos.

Pero cuidado, es preciso evitar llamar la atención con carteles de “se alquila”, pues eso puede dar a entender que la vivienda se encuentra desocupada.

En esta línea, si bien todas las formas de explotación son válidas y eficaces, consideramos la gestión vacacional, o en su defecto por temporadas, como la mejor opción. Si quieres saber por qué, quédate hasta el final.

No obstante, desde Hosticasa te asesoramos sobre cuál modalidad resulta más viable acorde a la situación de su casa, no siendo ninguna de ellas excluyente.

Asimismo, nos ocupamos de la gestión de tu vivienda sin que tengas que preocuparte por nada.

Hacer que tu vivienda parezca ocupada

Si por algún motivo no puedes arrendar tu segunda residencia, haz parecer que lo está.

Algunos trucos sobre cómo evitar okupas son:

  • Abrir y cerrar ventanas con cierta frecuencia
  • No dejar siempre las persianas bajadas
  • Encender las luces por la noche de vez en cuando
  • Tener plantas cuidadas y visibles
  • Mantener la vivienda aparentemente limpia

Además, si fuera posible, es conveniente dejar las llaves a los vecinos para que hagan estas tareas en su ausencia y transmitan la imagen de que la casa está ocupada.

Otra opción sería instalar sistemas domóticos que nos faciliten esta tarea, por ejemplo, luz programada para que se encienda en determinadas horas del día o sistema de riego automático entre otras muchas posibilidades.

Instalar un sistema de seguridad completo para evitar la ocupación

Uno de los consejos a tener en cuenta es contratar un buen sistema de alarmas

De esta manera, te aseguras de disponer de uno de los elementos disuasorios más efectivos, que además suele ofrecer el plus de contar con aviso policial inmediato.

En esta línea resulta recomendable la instalación de:

  • Cámaras de seguridad visibles
  • Sensores de movimiento
  • Carteles de advertencia en todas las posibles entradas
  • Puertas y ventanas de seguridad
Cómo evitar okupas con cámaras de seguridad
Photo by Alan J. Hendry

En definitiva, un buen sistema de seguridad integrada y la actividad o simulación de actividad en tu vivienda deberían bastar para evitar que los okupas entren en tu segunda vivienda.

¿Por qué el régimen de explotación vacacional es la mejor opción para evitar ocupas en tu vivienda?

Aparte de que para una vivienda con potencial turístico esta modalidad será la que maximice sus beneficios, no podemos olvidar el respaldo que portales de reserva como Booking o Airbnb dan ante casos de esta índole.

¿Crees que es común la ocupación ilegal en hoteles? Entonces, haz funcionar tu casa como uno.

Además, a diferencia de un alquiler de largo plazo, las reservas vacacionales no suelen ser muy largas y siempre te aseguras de recibir el pago previa entrada del huésped.

En el alquiler de larga estancia no son poco comunes los retrasos en las mensualidades e incluso los impagos. Incluso, existen casos en los que el propio inquilino se convierte en okupa.

Descubre cómo nosotros reducimos los casos de ocupación en este tipo de alquileres con nuestros clientes.

Así pues, si no sabes cómo gestionar tu vivienda o qué potencial tiene, no dudes en contactar con Hosticasa.

SÍGUENOS EN REDES SOCIALES