Este modelo está dirigido a controlar los alquileres vacacionales.

Elmodelo 179 es uno de los más importantes para los propietarios de alquileres vacacionales. Su complejidad burocrática hace que muchos teman el momento de rendir cuentas a Hacienda y declarar ingresos de su alojamiento turístico.

Qué es el modelo 179

Se trata de una declaración informativa trimestral a Hacienda que afecta a las cesiones de viviendas con fines turísticos. No conlleva el pago de ningún impuesto y su objetivo es garantizar más control sobre los alojamientos turísticos y evitar el fraude.

Además, obliga a las compañías intermediarias (como Airbnb o Booking) a proporcionar información a la Agencia Tributaria acerca de las propiedades que hacen uso de sus servicios y sus propietarios.

Quién tiene que presentar el modelo 179

De acuerdo con Hacienda, “las personas y entidades que presten el servicio de intermediación entre los cedentes y cesionarios del uso de viviendas con fines turísticos”.

Sin embargo, los propietarios deben declarar los ingresos derivados del alquiler vacacional en la Declaración de la Renta.

Cómo afecta el modelo 179 a los propietarios de alquileres vacacionales

Si los intermediarios comunican los datos fiscales de los propietarios que usen sus plataformas, Hacienda conocerá qué propiedad está alquilada por quién y cómo.

Y es que, según las autoridades, la actividad de arrendamientos turísticos está caracterizada por una cierta opacidad, a la que contribuyen los siguientes factores: 

  • La disparidad normativa.
  • Las lagunas en la identificación de los propietarios.
  • La estructura societaria de las plataformas, pues muchas de ellas son filiales situándose las matrices en otros estados.

Así, la Agencia Tributaria detectará más fácilmente los alquileres vacacionales cuyos ingresos no se declaren total y legalmente por sus propietarios.

De este modo, se pretende acabar con el problema de los pisos turísticos ilegales que tanta polémica causa en España.

Así, la información que se debe suministrar es la siguiente:

  • Identificación del titular de la vivienda, la del titular del derecho en virtud del cual se cede la vivienda (si es distinta del titular de la vivienda) y de las personas o entidades cesionarias.
  • Identificación del inmueble (dirección completa) con especificación de la referencia catastral, en su caso.
  • Número de días de disfrute de la vivienda con fines turísticos.
  • Importe percibido, en su caso, por el titular cedente del uso de la vivienda.
  • Fecha de inicio de la cesión.
  • Número de contrato en virtud del cual el declarante intermedia en la cesión de la vivienda (opcional).
  • Fecha de intermediación en la operación (opcional).
  • Identificación del medio de pago utilizado: transferencia, tarjeta de crédito o débito y otro medio de pago (opcional)

Qué pasa si Hacienda detecta que un propietario no está tributando

Lógicamente, no declarar los ingresos obtenidos por alquilar una propiedad turística conlleva sanciones.

De hecho, las propiedades vacacionales consideradas ilegales tendrán más posibilidades de incurrir en sanciones, que pueden llegar a ser elevadas.

Como habrás podido comprobar, el modelo 179 deben presentarlo los intermediarios y, si llevas tu negocio al día y de forma legal, no tienes que preocuparte de absolutamente nada.