Con un home stager profesional podrás vender o alquilar incluso más rápido.

¿Tienes un inmueble y quieres venderlo o alquilarlo? Pues el home staging es un gran aliado que te ayudará a conseguir tu objetivo. Veamos a continuación en qué consiste y cómo implementarlo.

Qué es el home staging

Se trata de una metodología creada en 1970 por  Barbara Schwarz, la interiorista estadounidense que diseñó este original concepto para la comercialización de inmuebles tras descubrir que si se preparaba y reorganizaba un inmueble en el proceso de compraventa, este se lograba vender en un tiempo bastante inferior.

En otras palabras, es una serie de técnicas que se emplean para que futuros compradores o inquilinos puedan imaginar fácilmente cómo sería vivir en el inmueble y cuáles serían las posibilidades funcionales, espaciales y decorativas del mismo.

Sin duda, en las viviendas habitadas el componente emocional es muy alto, mientras que en las vacías es nulo, así que es vital encontrar el punto medio para que el visitante sienta el inmueble como su futuro hogar.

Para qué se usa el home staging

Hay dos estrategias principales:

  • La primera se enfoca en la imagen de la vivienda proyectada mediante las fotografías que se hacen para publicarlas en inmobiliarias o plataformas online.
  • La segunda se centra en la impresión producida en la visita de los posibles compradores o inquilinos.

La finalidad es atraer el máximo número de visitas posibles a la vivienda en venta o alquiler con un buen reportaje fotográfico, destacando al máximo las cualidades de la misma para hacerla más atractiva y también influir en la percepción en el momento de la visita. Y es que los primeros minutos de una visita son clave en la toma de decisiones.

Así las cosas, es fundamental preparar el inmueble antes de ponerlo a la venta para que, nada más salga al mercado, atraiga a compradores potenciales. Y es que, de lo contrario, es bastante fácil “quemar” la vivienda, recibir poco interés y luego tener que rebajar el precio de la misma.

Hay que tener en cuenta que la reducción del precio suele darse en tramos de 5.000 € o 10.000 €, cifras bastante más altas que la inversión producida en un proyecto de home staging, que suele situarse en torno a los 1.500-3.500 €.

Acciones habituales de home staging

Estas técnicas se utilizan principalmente en dos tipos de inmuebles: los recién reformados o los antiguos o habitados. De este modo, en cada uno de ellos será necesaria una u otra estrategia.

Por un lado, en el caso de las viviendas recién reformadas no habrá que hacer ningún arreglo, sino que es fundamental amueblar y decorar para conseguir un efecto hogareño y para mostrar las posibilidades que tiene la misma.

Por otro lado, en el caso de las viviendas antiguas o habitadas es común hacer algún arreglo de fontanería, iluminación y pintura, retirar objetos personales y mobiliario anticuado para añadir accesorios decorativos y textiles y conseguir un espacio más despejado y atemporal.

Eficiencia y rentabilidad del home staging

De acuerdo con datos de AHSE (Asociación de Home Staging España), contar con un home stager profesional hace que el inmueble se venda hasta ocho veces más rápido que en un proceso convencional. Pero no solo eso, sino que en el 37% de los casos el precio de venta aumenta hasta un 25%.

Reducir el periodo de venta supone tener que hacerse cargo durante menos tiempo de los gastos del inmueble. Además, según las acciones, estas pueden influir en el precio final, eliminando los posibles motivos de regateo del precio inicial. Y tú, ¿ya sabes lo que es el home staging? Contacta con Hosticasa y te asesoraremos.