La tasa turística es un impuesto algo polémico...

Si nos preguntasen qué impuesto ha suscitado (y continúa suscitando) polémica en el sector turístico es, sin duda, la ecotasa. Pero… ¿qué es exactamente?, ¿quién la paga?, ¿en qué lugares está implantada?

¿Qué es la ecotasa?

La ecotasa (también llamada tasa turística, impuesto de turismo sostenible o impuesto ecológico) es un impuesto que engloba distintas áreas, desde el reciclaje al propio consumo pasando por el turismo.

Específicamente, esta tasa tiene como objetivo proteger el patrimonio y promocionar el turismo. De este modo, los ingresos que genera se usan para proyectos que abarcan desde la rehabilitación de espacios turísticos hasta algunos de turismo sostenible.

¿Quién paga la tasa turística?

Puesto que se trata de un impuesto, este afecta directamente al consumidor, que asume el pago del mismo. Es algo polémico porque no es obligatorio en todos los países o regiones y no hay un estándar de costes y criterios.

Además, el sector turístico no tiene una posición definida y común frente al mismo que, en esencia, grava la estancia en alojamientos turísticos y se aplica de forma habitual por persona y día.

Así las cosas, para la gestión de cualquier alojamiento vacacional hay que tener claro si la tasa se aplica o no en la localidad, las tarifas según tipo de alojamiento, etc. Asimismo, no se debe olvidar que hay que especificarla en las facturas emitidas.

Tipos de ecotasas

Las tasas turísticas se dividen en las siguientes categorías:

  • Cobertura de costos: toma de medidas en el tratamiento de aguas, iniciativas para plantar árboles, empresas que se encargan de reciclar un producto.
  • Tasas de incentivos: para fomentar el cambio de comportamiento tanto de los productores (un hotel, por ejemplo) y sus consumidores (el huésped).
  • Impuestos ambientales fiscales: engloba parte de las dos anteriores categorías, enfocados a incrementar los ingresos.

Ecotasa en España

En la actualidad, tan solo hay dos comunidades autónomas que imponen este gravamen: Cataluña y Baleares. Sin embargo, no se descarta que en el futuro también se aplique en otras regiones españolas.

Ecotasa en Cataluña

La tasa turística catalana (cuya cantidad oscila entre los 0,45 y los 2,25 € por persona y día, dependiendo de la categoría del alojamiento y su ubicación) se aplica en hoteles, albergues, campings, casas rurales, habitaciones, apartamentos y cruceros. Además, hay un límite de pago si la estancia dura más de una semana y no afecta a menores de 16 años.

Ecotasa en Baleares

La tasa turística balear (cuya cantidad oscila entre los 1 y los 3 € por persona y día, dependiendo de la categoría del alojamiento y su ubicación) se aplica a turistas y residentes que se alojen en hoteles, apartamentos turísticos, albergues y cruceros. La tasa se reduce para estancias en temporada baja y menores de 6 años.