Contar con un alojamiento vacacional ecológico da puntos extra.

Aunque pueda parecer raro, tener una vivienda eco friendly suma puntos si se pretende alquilar a turistas.

Y es que hoy en día la sostenibilidad está en todas partes, principalmente porque es algo inminente que afecta a todos por igual.

En efecto, al alquilar un alojamiento vacacional no solo hay que pensar en los ingresos generados, sino en aquellos gastos derivados, como la luz o el agua.

Beneficios de un alojamiento más verde

Al conseguir un certificado de eficiencia energética, la vivienda se revaloriza automáticamente, puesto que se ofrece más confianza y responsabilidad.

Asimismo, el inmueble se catalogará como eco-friendly, lo que abre las puertas a un público y un tipo de turistas al que quizá todavía no te hubieses acercado.  

3 tips para que tu vivienda vacacional sea más eco-friendly

A continuación te diremos cómo conseguir que tu inmueble suba de nivel ecológico sin que te suponga un quebradero de cabeza.

1. Mejorar la eficiencia energética

Algo que permite ofrecer una propiedad más responsable con el entorno es la optimización energética del mismo.

Para contar con un buen documento de eficiencia energética se recomienda usar las herramientas comparadoras de luz y gas y escoger proveedores con conciencia ambiental.

Es aconsejable valorar distintas tarifas en paralelo según las necesidades. Por ejemplo, quizá necesites menos potencia contratada o una tarifa plana en cierto horario determinado.

Además, en muchas de las tarifas disponibles al contratar se especifica que disponen de energías verdes, algo que ayuda a ahorrar hasta el 80% mensualmente.

2. Un buen aislamiento

Si se pretende ofrecer calidad en todos los servicios de la casa, hay que invertir en infraestructuras.

Esto no quiere decir grandes reformas, pero por ejemplo si la vivienda está bien aislada con muros que aseguren la mejora de la fuga térmica, se evitará poner la calefacción.

Además, contar con ventanas de calidad ayudará en este aspecto. Se aconseja aquellas con dos cristales, cámara de aire y rotura de puente térmico.

3. Equipar el hogar de forma responsable

Este punto no se trata de tener muebles reciclados, sino tener algunos detalles que a la larga marcan la diferencia. Algunos ejemplos son los siguientes:

  • Sustituir las bombillas tradicionales por LED. 
  • Utilizar electrodomésticos con la etiqueta de certificado de eficiencia energética A+++, lo que ahorra bastante más luz y agua a final de mes.

Un piso más ecológico: todo ventajas

Visto lo visto, contar con una propiedad más sostenible hará que puedas ahorrar en todos los sentidos al mismo tiempo que contribuyes a la mejora del medio ambiente.

Si quieres que tu vivienda sea más eco friendly pero no tienes tiempo para ello, no dudes en contactar con Hosticasa para que te asesoremos en este aspecto.