Arrendar un apartamento corporativo es una mejor opción que un hotel.

El alquiler de pisos para empresas es una opción que ha ganado peso en los últimos años para dar alojamiento a los trabajadores de una compañía que han de viajar por negocios.

Así las cosas, las empresas consiguen ahorrar, dado que arrendar un apartamento es un gasto inferior que alojar a una persona en un hotel.

Qué debe tener un apartamento corporativo

Cualquiera que cuente con una propiedad y pretenda destinarlo al arrendamiento corporativo, ha de tener presente que el mismo tiene que disponer de ciertas características diferentes a las de los inmuebles turísticos como las siguientes:

  • Los inmuebles corporativos funcionan, especialmente, en las grandes ciudades y núcleos en los que se concentran la mayoría de las oficinas o centros de trabajo.
  • El apartamento tiene que estar cerca de la zona de negocios.
  • Debe tener un espacio concreto para trabajar con el ordenador y contar con wifi de alta velocidad.
  • Disponer de una cocina habilitada y equipada con todos los electrodomésticos.
  • Tiene que estar pensado como un lugar donde prime la eficacia y la tranquilidad para trabajar.
  • Atención 24 horas para posibles imprevistos.
  • Servicio de limpieza semanal con reposición textil, puesto que al estar de viaje de negocios el tiempo se limita a trabajar.

Qué ventajas tiene el alquiler temporal de pisos para empresas

Los propietarios que dejan su apartamento a las compañías para alquiler corporativo, se benefician de determinadas ventajas como las siguientes:

  • Más control sobre el inmueble.
  • Menos riesgo que en el alquiler tradicional, ya que el perfil de inquilino suele ser medio-alto y que viaja por motivos profesionales, por lo que el riesgo de impago se minimiza frente al alquiler convencional.
  • Ingreso fijo mensual, dado que el propietario conoce la duración aproximada de la estancia del huésped en su vivienda y la previsión de ingresos fija por meses que va a conseguir por alquilar la misma.

Por qué optar por el alquiler corporativo

Como hemos visto, las ventajas son claras tanto para la empresa como para el trabajador: por una parte ofrecen mejores precios y mayor estabilidad; por otra parte, son una opción más espaciosa y cómoda para quienes han de pasar un tiempo fuera de casa.

Asimismo, la percepción que tienen los empleados desplazados de los pisos corporativos frente a los hoteles es más positiva: sienten que se preocupan por él y por su bienestar, lo que es una herramienta de motivación y de fidelización.

Ahora que has podido comprobar, las compañías recurren cada día con más frecuencia al alquiler de pisos para empresas como método alternativo al hotel para alojamientos de media estancia, solo debes contactar con el equipo de Hosticasa para beneficiarte de una gestión integral de tu propiedad.