Las principales normas que rigen los alquileres vacacionales

No importa si vas a alquilar tu vivienda vacacional durante un par de días, semanas o meses, se deben establecer una serie de normas para el correcto funcionamiento y, salvaguardar la convivencia entre los huéspedes y los vecinos con la elaboración de unas normas de alquiler vacacional.

En el artículo de hoy, te vamos a enseñar a definir las normas básicas para dotar de la máxima seguridad posible a tu alquiler vacacional. No debes olvidar que acoger a extraños en tu vivienda, siempre conlleva una serie de riesgos que no puedes obviar.
 

7 normas básicas para el alquiler vacacional

Cuando tengas que redactar y escoger las normas que vas a exigir a tus inquilinos, puedes hacer un poco de memoria y ver qué problemas has podido tener en tu vivienda vacacional y que te gustaría poder evitar.

Cuando tengas claras cuáles son esas cosas que te gustaría evitar, lo siguiente será plasmarlas en un papel. Puedes redactarlas con un tono formal, con toques coloniales, pero, hay cosas que no debes dejar atrás.

Por ello, en las próximas líneas te vamos a contar las 10 normas básicas para el alquiler vacacional que deben regir este nuevo contrato con tu huésped.

¡Sigue leyendo y las descubrirás!

 

Elaboración del documento

Lo primero y más importante a la hora de redactar las normas de alquiler vacacional es empezar por el principio, ¿Verdad?.

Este primer párrafo es la mejor forma para explicar el porqué de este documento y que sucedería si no se cumple con lo firmado.

Intenta no utilizar un tono muy complejo, con tecnicismos, para que los huéspedes puedan entender el contenido. Si redactar un documento largo y poco legible, el inquilino puede perderse y sentir que no entiende nada.

 

Normas generales

En este punto, debes añadir todos los requisitos legales que tus inquilinos van a tener que aportar, (documentación) o ya han aportado, antes de su llegada y la regulación de la actividad de hospedaje que esté vigente en tu comunidad autónoma. 

Dales esta información que, además de tener una gran utilidad, les aportará esa seguridad que les da saber que existe una cobertura legal en caso de cualquier contratiempo.

Respeto por los vecinos

Es uno de los puntos conflictivos a la hora de alquilar tu vivienda vacacional. Muchos vecinos encuentran este tipo de alojamientos como una molestia, ya que provocan ruidos o daños que puedan ocasionar a la comunidad.

Todas estas actitudes son las que repercuten en tu reputación como responsable de la vivienda. Es vital dar a conocer a los inquilinos cuáles son normas de alquiler vacacional y las conductas ideales que se van a requerir durante su estancia.

 

Limpieza de la vivienda

Tus inquilinos deben cumplir con algunas responsabilidades durante su estancia en la vivienda. 

Una de ellas, es la correcta limpieza del lugar, así como los horarios de recogida de basura según la normativa de cada comunidad autónoma o las pautas de reciclaje o gastos de limpieza extras que se puedan producir.
 

Todos estos detalles debes dejarlos claros por escrito para que los inquilinos puedan cumplir todas tus recomendaciones.

Animales domésticos

Una de las grandes ventajas de estas normas para el alquiler vacacional, es que puedes elegir si permites a los huéspedes introducir animales en la vivienda. 

Cada vez son más los propietarios que permiten entrar mascotas, siendo una opción más que interesante para atraer a futuros visitantes.

Datos de contacto

Dentro de las normas que deben regir el correcto funcionamiento de tu casa, se debe incluir cualquier tipo de información en caso de que se produzca alguna emergencia.

Puedes añadir el número de la Policía Local, Bomberos, Ambulancias, etc. para facilitar la tarea del huésped en caso de que necesite estos números.

Daños y desperfectos

Los accidentes domésticos están a la orden del día. En vez de asustar y ahuyentar a los clientes diciéndoles que van a perder su fianza a la primera, que se rompa un plato, un cristal o cualquier otro desperfecto, comunicarles que cuando se produzcan estos hechos, deben comunicarlo a la mayor brevedad posible. 

Establecer una serie de normas para tu vivienda, te va a permitir ahorrar tiempo al no tener que repetir una y otra vez las indicaciones y, además, te va a ayudar a reducir considerablemente los daños que te puedan ocasionar tus inquilinos.

En Hosticasa estamos encantados de ofrecerte las normas de alquiler vacacional para que la estancia de tus inquilinos sea la mejor posible y que tú, como propietario, estés tranquilo y cómodo con su presencia.