La gestión de una propiedad a distancia es sencilla.

¿Sabías que mucha gente invierte en propiedades en áreas con gran demanda de turismo y las alquilan cuando no las usan? Es lógico, si tienes algo, pero no lo utilizas intentas sacar algo de beneficio. Así es como muchos propietarios se decantan por gestionar sus inmuebles en remoto.

Ser un “propietario de larga distancia” normalmente se aplica a quienes tienen propiedades a cierto tiempo de distancia respecto a su residencia habitual, pero también a quienes no pueden dedicarles tiempo. Por eso, buscan poder gestionarlas remotamente de modo fácil, rápido y seguro.

5 tips para gestionar alquiler vacacional en remoto

Con los avances tecnológicos, es completamente factible gestionar una propiedad de alquiler de vacaciones remotamente. Pero, sobre todo, continuar ofreciendo la mejor experiencia a los clientes.

1. Utilizar un buen PMS

Usar un buen software de gestión hotelera (PMS) es esencial para llevar correctamente la coordinación de reservas, la disponibilidad de reservas online, o los pagos e informes en un único canal. Es un sistema que permite tener todas las reservas automatizadas.

2. Sistema de seguridad en la propiedad

Proteger una vivienda vacacional de los robos, el vandalismo y los desastres naturales es todo un desafío, especialmente porque están lejos de las primeras residencias y mantenerlas aseguradas es más complejo.

No dudes en usar cámaras de vigilancia, sensores de movimiento y alarmas antirrobo. Muchos se pueden conectar al teléfono móvil o al ordenador, por lo que si salta una alarma se recibe instantáneamente una notificación y comprobar las cámaras en directo.

Eso sí, hay que advertir a los huéspedes acerca de los sistemas de vigilancia a causa de la protección de datos y a la privacidad.

3. Llegada autónoma con el acceso remoto

Con un sistema de check-in y check out remoto se puede ofrecer una llegada autónoma con una cerradura electrónica, por lo que no hay que coordinar y programar una fecha y hora para la entrega de llaves.

Y es que con un portero automático a distancia los clientes pueden acceder a la vivienda por su cuenta. Esto es muy útil, sobre todo si los huéspedes se retrasan o llegan más tarde, por cualquier imprevisto.

4. Buena comunicación con los huéspedes

Comunicarse con los clientes antes, durante y después de la estancia es vital para conseguir una buena reputación online. Hay que hacerles saber que se pueden poner en contacto si tienen algún problema o no están satisfechos.

5. Mantener la limpieza con gente de confianza

Gestionar una vivienda turística a distancia también implica gestionar su limpieza. Por eso, es de vital importancia contar con alguna empresa de limpieza local o con personas de confianza que se dediquen a ello.

Hay servicios de limpieza automáticos que funcionan de la siguiente manera: cuando un huésped abandona el alojamiento, se envía una notificación automática a la empresa de limpieza para que proceda a la misma.

En resumen, gestionar un alquiler vacacional en remoto es completamente posible gracias a estos sencillos consejos. Si necesitas más información al respecto, no dudes en contactar con Hosticasa para que te asesoremos.