¿Sabes por qué la vivienda es importante para la declaración de la renta?

La vivienda es clave para la declaración de la renta, especialmente si tienes una casa en alquiler. Ya sea si es la primera vez que presentas la renta como arrendador o si llevas años haciéndolo, aquí descubrirás cuánto hay que pagar a Hacienda por alquilar un piso.

Cuánto hay que pagar a Hacienda por alquilar un piso

Incluir el arrendamiento percibido en la renta es obligatorio y más fácil de lo imaginado. De hecho, no merece la pena dejar de hacerlo y arriesgarse a una multa por parte de la Agencia Tributaria.

En pocas palabras, el funcionamiento del alquiler de vivienda como arrendador es el siguiente: como propietario cobras una cantidad por el alquiler al que puedes restar una serie de gastos.

A esta cifra se le aplica una reducción del 60% si la propiedad está arrendada como vivienda y nada si es un negocio. El resultado se integra en la base imponible general, donde también va el salario.

Por supuesto, si la vivienda arrendada está destinada al alquiler turístico hay que tener en cuenta que la fiscalidad cambia, por lo que no se aplicaría lo que te explicamos en este artículo.

Si alquilo un piso, ¿cuántos impuestos tengo que pagar a Hacienda? Ejemplo práctico

Para comprender con más claridad cómo tributa el alquiler de inmuebles lo mejor es verlo con un ejemplo. Supongamos que María tiene una vivienda que arrienda durante todo un año y presenta los números siguientes:

  • Ingresos por el alquiler: 12.000 €
  • Hipoteca: intereses de 1.200 €
  • Seguro de la casa: 200 €
  • Gastos de comunidad: 720 € (60 € al mes)
  • IBI: 450 €
  • Gastos de conservación: 200 €
  • Amortización del inmueble: 45 €

Con estas cifras, los ingresos de María totalizan 12.000 €, a los que habrá que restar un total de 2.815 € en gastos deducibles. El resultado es que su ganancia neta es de 9.185 €.

Sobre este capital, María puede aplicar una reducción del 60%, así que esa cantidad será de 3.674 €, que es el dinero que integrará en la declaración de la renta dentro de la base imponible general. Esto es, esa será la cuantía que sume al salario y otros ingresos que no sean inversiones.

Qué ocurre si no declaras el alquiler de la casa

Tributar por el alquiler de tu vivienda es obligatorio. En efecto, no hacerlo implica sanción. Si Hacienda detecta que no has abonado impuestos por el arriendo te impondrá una sanción que puede llegar al 150% de las cantidades que tenías que haber pagado.

Así que, visto lo visto, ahora que ya sabes cuánto hay que pagar a Hacienda por alquilar un piso lo mejor es que no se te olvide incluirla en la declaración de la renta.