Una visita digital conlleva grandes beneficios para los alojamientos turísticos.

Una de las mejores formas de incitar a los huéspedes a reservar un alojamiento es con la posibilidad de visitar la propiedad antes de alojarse en la misma. Ahora bien, no todos pueden hacerlo, sin mencionar además los nuevos requerimientos sanitarios.

Una magnífica opción son los vídeos, pero hay una tendencia más moderna que poco a poco se está ofreciendo en los alojamientos: los tours de realidad virtual. No es para menos, puesto que las probabilidades de reserva aumentan muchísimo gracias a esta alternativa.

¿Qué son los tours de realidad virtual?

Una visita virtual es una herramienta que posibilita mostrar imágenes de 360º de todas las estancias de una propiedad. Es, en esencia, la misma tecnología de Street View de Google Maps, pero aplicada a una vivienda vacacional.

Las imágenes tomadas se unen con un software, creando la apariencia de estar moviéndose libremente por la propiedad. Esto conlleva muchos beneficios, puesto que los clientes potenciales podrán apreciar con mucho más detalle el alojamiento.

Beneficios de los tours de realidad virtual

Las visitas digitales ofrecen ventajas sobre las clásicas imágenes o los típicos vídeos.

Acceso desde cualquier dispositivo

Un enorme porcentaje de viajeros reservan sus alojamientos desde sus móviles, que a veces dan problemas al mostrar en todo su esplendor la página web y las imágenes del alquiler vacacional. Además, el lapso de atención es menor que en ordenadores.

Estos usuarios lo hacen todo muy rápido, así que si no se logra llamar su atención se irán a los competidores. Una visita virtual es algo llamativo y convencerá a más de un huésped potencial de, al menos, clicar en el anuncio.

Crear expectación

Da igual si los huéspedes ya están convencidos de reservar, ya que un tour virtual del alojamiento permite hacerse una idea de cómo es la propiedad y da más ganas de que llegue el momento de entrar a la misma.

Además, es toda una experiencia en tres dimensiones, por lo que los huéspedes se evitarán sorpresas con el tamaño de las habitaciones o la cantidad de luz y sabrán a qué atenerse. Y esta es una gran manera de conseguir reseñas positivas.

Dar un aspecto profesional al alojamiento

Ya no basta con fotos en una web. La competencia en este sector es feroz, por lo que hay que destacar sobre los demás demostrando qué hace especial al alojamiento. Si el negocio es profesional, su publicidad también ha de serlo.

Elevar de nivel el alojamiento hará que aumente la rentabilidad y el número de reservas recibidas. Y para ello (aunque con cualquier móvil de gama media-alta es posible) no hay mejor manera que contar con la mano de los mejores profesionales del sector.

No dudes en contactar con el equipo de Hosticasa para que te asesoremos sobre todo lo relacionado con los tours de realidad virtual para alquileres vacacionales.