¿Sabes que no es lo mismo un apartamento turístico que una vivienda vacacional?

La diferencia entre vivienda vacacional y apartamento turístico suele ser algo confusa… Pero tranquilo, porque probablemente no seas ni el primero ni el último al que le ocurre, por lo que a continuación intentaremos aclararte un poco las ideas.

Diferencia entre vivienda vacacional y apartamento turístico

Aunque los dos términos son bastante similares, hay claras distinciones. Así, lo primero es delimitar ambos conceptos.

¿Qué es una vivienda vacacional?

Por un lado, una vivienda vacacional o de uso turístico (VUT) es un inmueble propiedad de un particular que decide arrendarlo por días, esto es, para cortas estancias. El ejemplo más claro se encuentra en aquellas viviendas que aparecen en portales como Airbnb o Booking.

Algunas de sus características son las siguientes:

  • Han de estar registradas como VUT y obtener la licencia correspondiente.
  • El contrato mínimo de alquiler es de 5 días y el máximo de 30 días. Sin embargo, puede haber otros plazos dependiendo de la comunidad autónoma.
  • No se puede ofrecer alojamiento a más de 10 personas.
  • No hay diferencia de categoría, como sí pasa en los apartamentos turísticos.
  • Al igual que los apartamentos turísticos, tienen que estar amueblados, disponer de lo necesario para cocinar, etc.
  • No suelen incluir el servicio de limpieza.

¿Qué es un apartamento turístico?

Por otro lado, un apartamento turístico se trata de una vivienda concebida para fines turísticos. De este modo, generalmente se integran en edificios donde todos los pisos se alquilan a turistas y viajeros.

Algunas de sus características principales son:

  • Estos inmuebles han de estar constituidos como una empresa, ya que no tienen carácter residencial; de hecho, jurídicamente tienen la consideración de actividad comercial. Algunas comunidades autónomas exigen recepción con servicio 24 horas.
  • Tiene una categoría calificada por llaves (de 1 a 4), como ocurre con los hoteles con las estrellas. Esta debe aparecer en su correspondiente placa de identificación.
  • Han de estar amueblados con todo lo necesario para poder pernoctar y tener cocina, dormitorio y cuarto de baño.
  • Han de ofrecer servicios de limpieza, que tiene que realizarse como mínimo una vez por semana.
  • No cuentan con un número mínimo de noches para los huéspedes ni limitaciones de plazas.

Visto lo visto, la diferencia entre vivienda vacacional y apartamento turístico está clara, aunque tengan ciertas peculiaridades: mientras que la primera es una alternativa a los apartamentos turísticos y a los hoteles convencionales siendo una gran forma de rentabilizar una propiedad, la segunda es el alquiler turístico “de toda la vida”.