¿Sabes que hay sanciones por no declarar el alquiler de un inmueble?

¿Nos pueden multar por no declarar el alquiler? Rotundamente sí, ya que la Agencia Tributaria se ha puesto entre ceja y ceja eliminar el alquiler en negro.

Para ello, el fisco cuenta con varios métodos para cazar a los tramposos: visitas a casas, comprobación de los suministros y las finanzas del arrendamiento, cruzando datos catastrales, denuncias anónimas...

El objetivo es poner sobre la mesa todos esos ingresos irregulares que los dueños de viviendas consiguen mediante el alquiler, que deben incluirlos cada año en la declaración del IRPF.

Pero, ¿qué pasa si Hacienda detecta que un arrendamiento no ha sido declarado? El propietario ha de pagar las cantidades no declaradas, así como abonar una sanción por no declarar el alquiler.

Ventajas de declarar el alquiler de una vivienda

Algunos de los principales beneficios de declarar un inmueble en alquiler son los siguientes:

  • Se puede deducir hasta el 60% del rendimiento, así como gastos asociados (seguro, impuestos, suministros, hipoteca…).
  • Protección legal frente a impagos, desperfectos, etc.

Cuál es la multa por no declarar el alquiler

Si la Agencia Tributaria detecta un alquiler en negro, hace es una propuesta de liquidación, algo conocido como 'una paralela' del IRPF del contribuyente.

En esta declaración están incluidos los ingresos obtenidos por el arrendamiento, pero sin aplicar la deducción del 60% de los ingresos netos conseguidos por el alquiler de ese inmueble.

Además, Hacienda abre un expediente sancionador, cuyo importe varía en función de la gravedad del fraude y de los intereses de demora.

Según lo estipulado en el artículo 191 de la Ley 58/2003, de 17 de diciembre, General Tributaria, las multas por no declarar el arrendamiento de la vivienda pueden ir del 50 al 150% de la cantidad defraudada, dependiendo de si la sanción es leve, grave o muy grave.

Esta consideración varía en función de la cantidad defraudada y de los métodos utilizados para realizar el fraude.

Multa leve por no pagar el alquiler

Se considera una infracción leve aquella cuya base sea menor o igual a 3.000 euros o, en el caso de ser superior, no exista ocultación. La sanción en este caso asciende al 50% de la cantidad defraudada.
Multa grave por no pagar el alquiler
El fisco aplica este tipo de sanciones cuando el importe no declarado es superior a los 3.000 euros y exista ocultación. Las sanciones en estos casos oscilan entre el 50% y el 100% de la cantidad defraudada.
Multa muy grave por no pagar el alquiler
Son aquellas en las que se han empleado medios fraudulentos y representen los ingresos a cuenta repercutidos y no ingresados, un porcentaje superior al 50% del importe de la base de la sanción. La multa en este caso va del 100% al 150% de la cantidad defraudada.

¿Se puede evitar o reducir la multa de Hacienda por no declarar el alquiler?

Sí, haciendo una declaración complementaria al IRPF. Si se hace antes de que acabe el plazo de la declaración de la renta, perfecto. Si no, se aplicarán recargos según el tiempo que ha pasado desde la finalización del plazo:

  • Antes de los tres meses: recargo del 5%.
  • Entre los tres y los seis meses: recargo del 10%.
  • Entre los seis y los doce meses: recargo del 15%.
  • Más de un año: recargo del 20%, además de los intereses de demora.

Sea como fuere, y al margen de las multas por no declarar el alquiler de una vivienda, hay que tener en cuenta que, además de ser beneficioso para el propietario, al declarar el rendimiento conseguido por alquilar la vivienda se cuenta con una bonificación fiscal con una reducción del 60% sobre los ingresos netos obtenidos.